¿Qué nos produce vértigo?

Para comprender que produce vértigo, es necesario que comprendamos como funciona nuestro del sistema del equilibrio. Este sistema recibe la información de sensores localizados en los oídos, específicamente en el oído interno y suministran información sobre la posición de la cabeza y sus movimientos.  Además el sistema del equilibrio recibe  información de otros sensores  localizados en la piel, tendones y articulaciones que nos informan de la posición de nuestro cuerpo  y sus extremidades, así como también nuestros ojos permiten recibir información  visual del espacio que nos rodea. La integración de toda ésta información en el sistema nervioso central permite que nos sintamos estables y nos podamos mover y desplazar mientras el entorno se mantiene firme ante nuestros ojos.

Cuando la información que ingresa por alguna de estas vías se altera o no ingresa, se “desbalancea” el sistema y aparece la sensación de movimiento y la inestabilidad. Los síntomas varían en su presentación dependiendo de la afección que se produzca en el sistema.

Son múltiples las causas de vértigo. Estas pueden estar relacionadas con alteraciones en el oído, sin que se afecte necesariamente la audición, como son el vértigo posicional benigno y neuronitis vestibular; o con afectación de la audición como sucede en enfermedades como la laberintitis y la enfermedad de Meniere.

En otros casos se puede producir vértigo por alteraciones en la circulación sanguínea,  enfermedades metabólicas y menos frecuentemente afectaciones en el sistema nervioso central. Cuando los síntomas son intensos o crónicos se puede presentar temor, ansiedad o depresión, los cuales empeoran las molestias.

En futuros escritos iremos comentando las condiciones de salud que más frecuentemente generan vértigo.

Rehabilitación Vestibular en Realidad Virtual

La rehabilitación vestibular es un método de tratamiento que busca estimular los mecanismos mediante los cuales el organismo busca compensar las disfunciones del sistema vestibular o de sus secuelas.

Actualmente contamos con la posibilidad realizar la Rehabilitación Vestibular en Realidad Virtual mediante sesiones en las cuales el paciente asegurado con un arnés, realiza ejercicios donde trabaja con estímulos visuales en 2D y 3D mientras mantiene posición estática o de marcha, con lo cual se incrementa la información que requiere manejar el sistema del equilibrio y se mejora ganancia a reflejos que éste sistema maneja y cuyo déficit es el responsable de gran parte de los síntomas.

Los ejercicios siempre se refuerzan con actividades que el paciente debe realizar en casa de forma rutinaria, en al menos dos sesiones diarias. Estos se van indicando y modificando en la medida en que se observa la evolución del paciente.

No hay un número rígido de sesiones, pues la terapia se adapta a los requerimientos de cada persona en particular y la velocidad con la cual evolucione la mejoría de sus síntomas. La frecuencia de las sesiones también depende de cada caso, usualmente manejamos una a dos sesiones semanales, con el compromiso del trabajo en paralelo de las actividades dejadas para trabajar en casa.